Un 82,4 % de las limpiadoras se sienten abrumadas por el exceso de trabajo

Un 82,4 % de las limpiadoras se sienten abrumadas por el exceso de trabajo

Según un reciente estudio de CCOO realizado en las Islas Baleares, Condiciones en el sector de limpieza en Baleares y su impacto en la salud de las trabajadoras, las condiciones de trabajo a las que están sometidas las limpiadoras de la hostelería y la sanidad balear tienen un terrible impacto sobre la salud y condición mental de éstas. Los datos indican que un 70 por ciento de este colectivo sufre estrés y un 30 por ciento depresión.

El objetivo principal de este estudio era identificar las condiciones de trabajo y los principales riesgos laborales que afectan a las trabajadoras del sector de limpieza, con la incorporación de la perspectiva de género en las actuaciones y las prácticas preventivas de este colectivo. El estudio, presentado por CCOO, es un proyecto de investigación realizado por la Secretaría de Salud Laboral de CCOO Islas Baleares dentro de la convocatoria 2010/2011 para programas y proyectos sobre salud laboral, de la Dirección general de Salud Laboral de la Consejería de Turismo y Trabajo. El estudio se dio a conocer en el marco de una jornada con delegadas, afiliadas y trabajadoras del sector de limpieza en la sede de CCOO en Palma de Mallorca.

La muestra del estudio, de ámbito autonómico, se centró en trabajadoras de limpieza con edades comprendidas entre los 16 y los 64 años de los sectores de limpieza de hoteles, limpieza en centros sanitarios (clínicas y hospitales del ámbito público y privado, centros de salud, residencias geriátricas y psiquiátricas), limpieza de edificios en general (administración pública, colegios, limpieza de escaleras, instalaciones deportivas, centros comerciales, aeropuerto, puerto, UIB, empresas) y limpieza industrial. La recogida de información se realizó en el período comprendido entre los meses de octubre de 2010 y mayo de 2011.

La encuesta se hizo a 775 mujeres trabajadoras del sector de limpieza: 319 camareras de pisos, 247 limpiadoras de edificios públicos y 209 limpiadoras de centros sanitarios. También se organizaron grupos de discusión por sectores con trabajadoras y delegadas y entrevistas a técnicos de prevención, responsables de empresas y técnicos de la Dirección General de Salud Laboral.

Conclusiones

  • La edad mediana de las trabajadoras de limpieza es de 41 años con una antigüedad como limpiadora de 14 años, con contrato fijo (46,8%) o fijo discontinuo en la hostelería (75,4%) y que se ocupa de todas las tareas de su casa.
  • Sus principales riesgos son de carácter ergonómico (manipulación de cargas, 83%, y movimientos repetitivos, 75,8%.) y psicosocial (carga de trabajo, ritmos elevados, falta de autonomía, sobreesfuerzos, movimientos repetitivos) que se traducen sobre todo en lesiones músculo-esqueléticas y trastornos psicológicos (un 70% de las trabajadoras de hostelería y sanidad sufren estrés y un 30% depresión). Las trabajadoras también relacionan los elevados ritmos de trabajo y la falta de personal con determinados accidentes (caídas, golpes, intoxicaciones debidas a las prisas en el manejo de productos, lumbagos).
  • Un 80% de las trabajadoras de limpieza de hostelería y sanidad se encuentran además especialmente expuestas en posturas forzadas (48 camas diarias de media), hecho que genera dolor de espalda, un 72%, dolor en manos y muñecas, un 56,2%, piernas y pies, un 50,8%, y cansancio crónico un 60%.
  • A pesar de que casi un 50% de las trabajadoras tienen contrato fijo, un 77% de ellas acepta todo tipo de cambios de horarios, aumento de tareas, horas extraordinarias, etc. por miedo a perder su puesto de trabajo.
  • Un 50% de las trabajadoras consideran que sus jefes no valoran su trabajo y que no cuentan con su apoyo cuando surgen conflictos con clientes o usuarios.
  • Más de la mitad de las encuestadas (un 53,3%) afirma que tiene una buena relación con sus compañeras y un 50 % de las trabajadoras considera que no hay un buen ambiente de trabajo.
  • Un 57% de las trabajadoras señala que no participa en la organización y en la planificación de sus tareas y la misma proporción indica que sus propuestas y sugerencias no se tienen en cuenta por parte de sus superiores.
  • La mitad de las trabajadoras también sufre temperaturas extremas cuando trabaja y un 43% no conoce los riesgos ni la composición de los productos que emplea ni las fichas de seguridad. Un 20% tiene alergia respiratoria y un 10% alergias dermatológicas.
  • El 94% de las trabajadoras del sector sanitario están expuestas a agentes biológicos.
  • Por más del 60% de las trabajadoras los reconocimientos médicos anuales que hacen las empresas son inútiles y no están relacionados con los riesgos reales a que se encuentran expuestas.
  • La formación impartida por el Servicio de Prevención sobre técnicas de manipulación de cargas o posturas forzadas no se adapta a las condiciones de trabajo de las limpiadoras ni se puede aplicar cuando se trabaja con prisa, puesto que el exceso de tareas y la carencia de tiempo les impiden seguir las pautas que les marcan los técnicos de prevención.
  • La mitad de las trabajadoras no conocen al técnico de prevención y un 40% no ha participado en la evaluación de riesgos.
  • La mitad de las trabajadoras de las empresas en que hay delegado de prevención no lo conoce.