Nueva legislación europea para los fabricantes de maquinaria de limpieza industrial

Nueva legislación europea para los fabricantes de maquinaria de limpieza industrial

Los fabricantes de máquinas para la limpieza industrial no estarán sujetos a la Directiva WEEE durante al menos otros seis años tras el acuerdo al que se llegó en el Consejo Europeo el pasado 14 de marzo. Sin embargo, el Parlamento europeo está a favor de hacer extensiva esta nueva legislación, así como la Directiva RoHS que sí se aplicará a los fabricantes de aparatos electrónicos y eléctricos al sector de la limpieza industrial y buscará un acuerdo de la Comisión, el Consejo y el propio Parlamento europeo en este sentido durante los próximos seis meses.

La Directiva RoHS, legislación que restringe el uso de seis sustancias peligrosas en equipamientos eléctricos y electrónicos se ha ampliado de forma significativa mediante un proceso de reorganización de dos años y medio, aprobado por el Consejo europeo, que ahora afectará a todos los equipamientos eléctricos y electrónicos; y aquí es donde se verán implicados en el proceso los fabricantes de maquinaria de limpieza industrial.

La ley que prohíbe el uso de estas seis sustancias peligrosas, entre las que se encuentra el plomo, el mercurio y el cadmio, data del año 2003, de forma que la Comisión europea propuso, en diciembre de 2008, una revisión de la directiva para su actualización. El Consejo y el Parlamento europeos aceptaron esta revisión durante la presidencia de Bélgica y el 24 de noviembre de 2010 el Parlamento europeo aprobó todas las enmiendas, de forma que el Consejo se ha asegurado ahora la pronta aplicación de esta ley que será publicada en el boletín oficial de la UE y que deberá trasladarse al ámbito nacional en un plazo de 18 meses.

La exclusión actual de la maquinaria móvil se pudo alcanzar gracias a las movilizaciones contra las desbordantes consecuencias de estas nuevas regulaciones y, desafortunadamente, la exclusión no pudo conseguirse para la maquinaria pesada. Así, la directiva establece un período de transición de 8 años para los productos ahora cubiertos por esta directiva. Además, se contempla la posibilidad de una nueva revisión de estos productos durante los próximos tres años.
Mientras quela Directiva RoHS se aprobó finalmente y se espera que sea publicada muy pronto, el debate acerca dela Directiva WEEE todavía sigue su curso. Existe un compromiso por parte de la presidencia húngara de la UE para resolver la controversia existente y conseguir un paquete legislativo que incluya los siguientes puntos:

  • Un escenario abierto después de seis años de entrar en vigor que cubra las cinco categorías EEE principales. Las exclusiones que se proponen están en sintonía con las del texto de compromiso dela Directiva RoHS.
  • Un escenario cerrado durante un período de transición de seis años que cubra las 10 categorías principales, esencialmente las que corresponden al estatus quo y con excepción de los paneles fotovoltaicos.
  • Una definición acotada de “dependiente” de la electricidad.
  • Una revisión del escenario que incluya una evaluación del impacto de las medidas y que esté acompañada de una propuesta legislativa (si esto es apropiado) después de tres años.

Esto significa que, por el momento, las principales máquinas de limpieza quedan (según el posicionamiento de 2007) excluidas durante otros seis años a partir de la fecha de publicación de la directiva.