A la espera del milagro

A la espera del milagro

A estas alturas si aún queda alguien invernando a la espera de un milagro para que todo vuelva a la situación anterior al inicio de la crisis, francamente, ¡que se lo haga mirar!

No es preciso arrogarse dotes de fino analista para percibir que muchos de los cambios que va experimentando el mercado no son en absoluto coyunturales y tienen un carácter claramente estructural.

Si nuestra decisión es permanecer en el mercado, la única forma coherente de  afrontar un reto como el descrito, es acometiendo reformas del mismo carácter.

Lo anterior, nos lleva – queridos colegas – a redoblar nuestros esfuerzos en, ámbitos tan difíciles como, perseguir la excelencia en competitividad, en  innovación, en internacionalización y muy especialmente en calidad y cantidad  de nuestros canales de comercialización.

Ahí está la receta milagrosa, ¡debemos volver a hacer mas con menos!, y digo volver, porque ya lo hicimos, ¿hay alguien que haya olvidado sus inicios?, seguro que ahora tenemos muchísimos más recursos que entonces, somos más viejos, pero también más sabios.

Para que nuestras empresas sigan cosechando éxitos en la nueva etapa en la que deberán competir, solo hace falta que sus líderes recuperemos un poco del entusiasmo, de la frescura y de la cultura del esfuerzo que les permitieron hacerlas llegar hasta donde están en estos momentos.

Jose Pinent Isart
Presidente de ASFEL